6 Desventajas de trabajar desde la cama

Salud 72 Visitas

¿Te has visto obligado a trabajar desde la cama en algún momento? Esta práctica tiene una serie de desventajas para tu salud. Por eso es importante que las conozcas y minimices sus efectos con una serie de útiles consejos.
6 desventajas de trabajar desde la cama

Trabajar desde la cama parece un sueño hecho realidad para muchos, sin embargo, ¿realmente lo es?. La tecnología ha llevado a las personas a realizar actividades que antes parecían imposibles. Algunos ejemplos de ello son el empleo desde la casa e incluso usar el ordenador en el dormitorio.

Pero hay una serie de razones bastante considerables por las que esta no es una buena idea. Si se realiza a diario puede traer consecuencias a nivel físico y psicológico a largo plazo.

No se trata de condenar el hecho de ejecutar algunas tareas con el ordenador desde el cuarto, sino que tomes conciencia de los efectos que esto puede ocasionar. Por eso queremos compartirte 6 desventajas de trabajar desde la cama.

  1. Dolor lumbar por trabajar desde la cama.
    Uno de los primeros efectos que se pueden apreciar cuando se ejecutan actividades en la cama son los dolores en la zona lumbar. A pesar de que a simple vista parece una posición cómoda, si te mantienes durante un largo periodo de tiempo en la misma postura habrá problemas en dicha región.

Cuando se hace referencia a la ergonomía a nivel laboral es recomendable trabajar en un escritorio. La razón de eso radica en que son mobiliarios diseñados para que puedas apoyar brazos, piernas y espalda de manera correcta.

Si pasas todo el rato acostado o sentado en la cama tiendes a curvar mucho la espalda. Esto hace que se generen tensiones musculares en el área lumbar y cervical. Sumado a eso puede haber adormecimiento de las piernas como consecuencia de una inadecuada circulación sanguínea.


Las lumbalgias en cualquier momento del día pueden aparecer como consecuencia de haber estado trabajando desde la cama largas jornadas.

  1. Dolor general de espalda
    Este punto viene ligado al anterior. Como la espalda no tiene un soporte adecuado mientras estás sentado en la cama, es normal que el cuerpo vaya doblándose poco a poco con el pasar el tiempo.

En principio es un movimiento casi imperceptible, pero cuando estás varias horas en la misma postura los riesgos de presentar dolor general de espalda se incrementan.

En el caso de las sillas para escritorio, las mismas están diseñadas pensando en el bienestar. Por lo que lo ideal es sentarte en este tipo de mobiliario. Si en algún momento detectas incomodidad puedes colocar una almohada en el espaldar.

  1. Alteración del sueño y el descanso
    El uso del ordenador se ha vuelto indispensable en la vida moderna, lo que ha llevado a las personas a trasladarlos a espacios ligados al descanso. Tal es el caso del uso en la cama.

La habitación en general debe ser un espacio para reponer las energías que se gastaron a lo largo del día. En el momento en que incorporas este equipo en esa área haces que tus niveles de relajación se desvanezcan.

Los dispositivos móviles como ordenadores portátiles, tabletas o smartphones emiten rayos que afectan no solo tu retina. También alteran tu ciclo fisiológico del sueño, provocando insomnio.

  1. Posibles problemas con la pareja
    Desde el punto de vista de las relaciones, el constante uso del computador en la cama puede ser el causante de problemas de pareja. Para algunos, la presencia de equipos electrónicos en la habitación ocasiona molestias para dormir por la luminosidad de la pantalla. A eso se le suma la pérdida de comunicación.

Cuando uno de los cónyuges se acostumbra a trabajar desde la cama es posible que reduzca el tiempo de calidad con el otro. Por ello, para evitar los problemas con la pareja lo mejor es usar el ordenador solo cuando sea indispensable.

  1. Problemas de ventilación y refrigeración en el computador
    ¿Alguna vez has dejado tu equipo encendido en la cama? Es un error. Nos hemos habituado a que los móviles se pueden dejar en cualquier superficie sin problemas.

No obstante, en el caso de los ordenadores es diferente. Estos aparatos incluyen un sistema de ventilación de sus componentes de hardware y refrigeración más complejos. Al reposarlos en superficies como una cama, sofá o sobre una manta puede que los orificios de ventilación se obstruyan.

Como es de esperarse, si se traban las aberturas para la ventilación la temperatura del interior no puede ser expulsada. Es primordial considerar esto, ya que acarrea problemas graves para los equipos.

  1. Reducción de la vida útil del colchón
    Aparte de todas las desventajas que hemos mencionado, no se puede pasar por alto la reducción de la vida útil del colchón. En caso de que quieras ser productivo y cumplir con las tareas asignadas en el trabajo, hacerlo desde tu cama no es la opción más favorecedora.

Los colchones no están diseñados para usarse durante tanto tiempo. La vida útil de ellos depende de varios factores, pero un tiempo aproximado para que mantenga sus propiedades y sea saludable es de un plazo máximo de 10 años.

En general, una persona debe pasar un tercio de las 24 horas del día en su cama. Pero si la exposición a ella es más prolongada, digamos el doble, se reducirá ese período a dos años y medio.

Consejos que pueden contrarrestar las desventajas de trabajar desde la cama


Dependiendo del tipo de persona que seas y del trabajo que tengas, puede que necesites mayor o menor tiempo de exposición al computador. A pesar de que usarlo en la cama tiene efectos negativos desde diferentes puntos de vista, entendemos que hay ocasiones en las que es necesario.

Para ayudar a contrarrestar ciertas desventajas te daremos algunos consejos útiles que puedes aplicar. ¡Presta mucha atención!

Cambia de posición


Una buena idea si tienes una jornada larga de trabajo en la cama es mantenerte en movimiento. Cambia de posición cada cierto tiempo, pero siempre con comodidad. En el primer momento que sientas algún síntoma de incomodidad es un buen indicativo para moverse.

Mujer trabaja desde la casa en su cama con un ordenador.
Los cambios de posición ayudan a proteger la columna, pero siempre deben hacerse con comodidad.

Mantén las piernas apoyadas


Tal como sucede con ordenadores de sobremesa, cuando estés en cama con la computadora es recomendable que apoyes las piernas. De esta manera, tanto las rodillas como las caderas consiguen un buen soporte, evitando dolores de espalda.

Evita encorvarte al trabajar desde la cama


Cuando estamos en cama es casi inevitable encorvarse. Pero una buena solución es tomar conciencia de ello y colocar el portátil sobre un soporte. Con esto se busca que el equipo se mantenga lo más cercano a la altura de los ojos.

Incluso, la incorporación de dicho soporte también previene el recalentamiento del equipo, ya que mantiene las salidas de ventilación sin obstrucciones. Puedes complementar con una almohada y colocarla en la espalda para que todo sea más cómodo.

No olvides estirar cuando termines


Finalmente, una vez que concluyas tus actividades, no olvides el estiramiento. Gracias a ello logras aliviar tensiones musculares ocasionadas por el trabajo desde la cama. Si quieres ir un poco más allá, agrega estiramientos del tronco y las piernas.

Sigue leyendo sobre el tema: Ejercicios con estiramientos para mejorar la postura.

No te excedas trabajando desde la cama


En el momento en que el trabajo desde casa se convirtió en una realidad para muchos, se ha vuelto una necesidad tomar acciones para que dichas labores no perjudiquen la vida. A pesar de que puede parecer insignificante, a largo plazo es posible sufrir graves consecuencias a nivel físico y emocional.

No te excedas en la aplicación de este hábito y, en caso de que debas hacerlo, pon en práctica los consejos que te compartimos para evitar el desarrollo de los padecimientos. Pequeñas acciones, como usar una almohada en la espalda, colocar un soporte para el ordenador y hacer estiramientos te serán de gran ayuda.

Compartir

Comentarios