Recibe la bendición de la Virgen de Guadalupe.

mujer 1055 Visitas
Sin descripción disponible.


*Nuestra Señora de Guadalupe,

conocida comúnmente como la Virgen de Guadalupe, ​ es una aparición mariana de la Iglesia católica de origen mexicano, cuya imagen tiene su principal centro de culto en la Basílica de Guadalupe, ubicada en las faldas del cerro del Tepeyac, en el norte de la Ciudad de México.

Sin descripción disponible.


*Historia :
Se remonta al año de 1531. En el cerro de Tepeyac, hoy norte de la capital mexicana, la Virgen se le apareció al indígena Juan Diego Cuauhtlatoatzin, quien había sido bautizado al cristianismo por los franciscanos. … La Virgen le expresó que deseaba la construcción de un templo en ese preciso lugar.
*Celeración : 12 de Diciembre.

Sin descripción disponible.


*Oración :


«Virgen de Guadalupe aumenta en mí la fe, quiero ser sanado y liberado por ti. Quiero que me mires a los ojos y me hagas sentir cuán grande es tu amor por mí. Abrázame virgencita, quiero que tu amor penetre mi corazón y mi alma. Quiero que me renueves por dentro y que se refleje en mi exterior que tú y solo tú haces las cosas nuevas.
Gracias porque no miras mis pecados, gracias por dejarme ver y entender que tu misericordia es eterna y llena no solo los corazones sino toda la tierra. ¡Bendita seas por siempre!


Ponemos en tus manos todo lo que hagamos, para que sea de bendición para cada uno de nosotros y que en la medida que recibimos sepamos dar a los que también necesitan de una mano amiga. Por Jesucristo nuestro Señor.
Señor y te doy gracias, pues no me dejas caer y me inspiras cada día a amarte más. Te doy gracia porque conoces lo débil que soy y aun así no me juzgas, sino que me amas de manera sin igual.
Gracias por cada manifestación de amor que tienes para mí y mi familia. Permite que mis ojos siempre puedan ver lo bueno que hay en las personas y así mismo sea capaz de ignorar sus defectos, ya que ninguno somos perfecto, pues solo tú lo eres Señor.


Hazme comprender tu propósito en mi vida con cada persona que se cruza en mi camino y en cada lugar en que me toca estar. Por ti Señor Jesucristo que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén».
Si terminaste la oración, pide tu petición a la virgen ella nunca nos desampara.

Compartir

Comentarios