Lujos vemos, deudas nos sabemos

reflexion 285 Visitas



Los lujos vemos y deudas no sabemos. En Facebook usted ve muros de vidas felices, pero en el hogar hay pleitos, abusos, maltratos… Parejas que viven juntas, pero que no se comunican. No todo lo que brilla es oro…

Señores, no todo es lo que parece.

Afuera hay mucha gente luciendo hermosas casas, autos, ropa, lujos…moda, pero por dentro hay mucha deuda. Viven con el futuro hipotecado.

Miles viven recibiendo, mes tras mes, “un buen sueldo”, pero incluso así viven insatisfechos. No les gusta el horario, no les gusta lo que hacen, no soportan al jefe, siempre hay algo que los mantiene insatisfechos.

A pesar de eso algunos dicen: “Aguanto porque tengo deudas que pagar”. Otros agregan: “no tengo otra opción, tengo gastos, tengo familia…”

Señores, en cualquier caso, es triste vivir de apariencias. Muchas personas viven para el “qué dirán”. Hay gente capaz de relegarse a sí misma con tal de satisfacer la opinión de otros o ganar aprobación…

Gente con lujos, pero con deudas. Gente con tremendos carros, pero sin dinero. Gente que por vestir bien, vive pagando tarjetas de crédito. Gente con un “buen trabajo”, pero infeliz.

Cada quien hace con su vida lo que desea, cada loco con su locura.

Con todo, si usted quiere llegar lejos, usted tiene que saber que:

1: Empezará a crecer el día que deje de importarle la opinión de los demás; y

2: El mayor estatus al que podemos aspirar no es tener millones, sino tener libertad. Con deudas malas, nadie es libre.

Nos han hecho creer que la pobreza es carencia de cosas, cuando en verdad es carencia de mentalidad de riqueza y de carácter. Señores, la pobreza es interna…vive dentro de la gente.

Usted puede cambiar de empleo y le pueden subir el sueldo, puede cambiar de casa o de país, pero si no cambia de mentalidad, usted seguirá en el círculo de la pobreza.

Viva no para las apariencias, sino para la libertad. Si hace falta postergar un lujo con tal de invertir, hágalo. Si hace falta esforzarse un par de horas más, hágalo. Tenga carácter para mostrarse tal y como es… sin máscaras.

Los lujos vemos y deudas no sabemos.

Aquí tiene un par de máximas de la riqueza:

– Que sus activos paguen sus pasivos.

– Si algo no le da dinero, que al menos no se lo quite.

Recuerde: caras vemos, finanzas no sabemos.



Compartir

Comentarios