ESTUDIO DEMUESTRA QUE UN MAL JEFE ES TAN DAÑINO PARA LA SALUD COMO EL CIGARRO

Bienestar 685 Visitas

Estudio demuestra que tener un mal jefe es dañino. Tener un negocio no significa ser un rajatabla, manipulador u otros rasgos del mal carácter. Hay una vieja máxima que dice: “el negocio le tratará como usted trate al negocio”.

Un mal jefe es como la contaminación en el trabajo. Algunos se comportan muy claramente, otros se contentan con manipular a los empleados para que puedan encontrar el éxito por sí mismos.

Independientemente del método, los jefes malos causan daños fatales a las empresas y empleados. Solo obstruyen el desempeño de otras personas y crean un estrés innecesario.

EL ESTRÉS COMO ESTE NO ES BUENO PARA SU SALUD. ALGUNOS ESTUDIOS ENCUENTRAN QUE TRABAJAR CON JEFES MALOS AUMENTA LOS ATAQUES CARDÍACOS PARA SUS EMPLEADOS HASTA EN UN 50 POR CIENTO.

Aún más inquietante es la cantidad de malos jefes. La investigación de Gallup encontró que el 60 por ciento de los trabajadores del gobierno en los Estados Unidos se sentía miserable debido a sus jefes. En otro estudio, el 69 por ciento de los trabajadores en los Estados Unidos comparó a su jefe con alguien como un niño pequeño que tenía demasiado poder.

Pero, según la investigación de TalentSmart, los empleados exitosos en realidad tienen las habilidades para manejar sus emociones en momentos de estrés. Una de sus mayores habilidades es la capacidad de neutralizar a las personas venenosas, como los malos jefes. Este no es un asunto fácil porque requiere inteligencia emocional.

Investigación demuestra que tener un mal jefe es dañino para la salud.

En Estados Unidos, un equipo de las universidades Harvard Business School y Stanford, hicieron alrededor de 200 estudios acerca de centros de trabajo y se pudo confirmar que el estrés producto del trabajo, puede producir en los empleados un daño similar al que padece un fumador pasivo.

¿Cómo puede ser cierto esto?

El ser fumador pasivo provoca alteraciones de triglicéridos, lo cual es un tipo de grasa que se encuentra presente en la sangre, haciendo que el colesterol bueno se reduzca y aumenten los riesgos de ser más propenso a enfermedades cardíacas.

Dichos estudios revelan que el daño es causado gracias a que los ambientes tóxicos no contribuyen a la salud de los empleados ni a la convivencia con sus otros colegas. Estas acciones pueden dañar más al organismo, que al mismo tiempo ya se encuentra estresado por las diferentes tareas cotidianas. Por tal motivo es que se hace la comparación entre tener un mal jefe con ser fumador pasivo.

Entonces, se recomienda buscar otro trabajo si es que en este tiene problemas con su jefe. Es mejor cuidar de la salud antes que sea demasiado tarde.

Compartir

Comentarios